22 DE FEBRERO DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA BRECHA SALARIAL

El día 22 de febrero se conmemora el día internacional contra la brecha salarial, por ello esta semana estamos asistiendo a numerosos eventos conmemorativos.

Según datos de la Unión Europea la Brecha Salarial en España  es de un 14,2% mientras que la Brecha Salarial media en la UE es de un 16,2%.

Según el Informe Mundial sobre Salarios 2018 / 2019 elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  entre los países de ingreso alto, llama sorprendentemente la atención el agrandamiento de la brecha salarial de género a medida que nos acercamos a los niveles superiores de la distribución salarial. Por el contrario, en los países de ingreso bajo y mediano, la brecha salarial de género es mayor en los niveles inferiores de la distribución salarial, que es justo en los tramos donde las mujeres están proporcionalmente sobrerrepresentadas. No obstante, se observa un patrón común en los mercados de trabajo de todo el mundo: a medida que pasamos de los salarios por hora más bajos a los más altos, la proporción de mujeres disminuye, en algunos casos de manera acusada”

Los avances en lo referente a la reducción de la brechas salarial están siendo lentos por ello se hace necesario poner en marcha medidas más dinámicas.

Es importante incidir por un lado en el compromiso de los poderes públicos y por otro llevar a cabo medidas que contribuyan a una transformación social que es necesaria para romper los estereotipos y reducir efectivamente las diferencias salariales.

Es importante el desarrollo de políticas que refuercen la educación libre de estereotipos de género, así como la protección social y laboral, desarrollo de medidas de apoyo a la  madres y padres trabajadores para el fomento de la corresponsabilidad, todo ello desde un enfoque transversal e integral de la igualdad de género.

Para poner en marcha estas políticas, se debe llevar a cabo una labor analítica importante, que ayude a determinar los principales factores que influyen en la brecha salarial y diseñar las medidas más efectivas para hacerles frente.

Por otra parte, es fundamental la implicación del tejido socioeconómico, con especial atención a las medidas que se pueden poner en marcha con la colaboración entre agentes sociales y administraciones públicas a favor de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral, así la LO 3/2007 para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, deriva a la negociación colectiva y a las organizaciones empresariales y organizaciones sindicales, una parte sustancial de la concreción de las medidas en esta materia.